Un gran secreto…

Publicado el por Juan Manuel García Galicia (autor)

 (photo: Juan Manuel Garc�a Galicia)

Las cosas dependen de cómo usted las mira.

A través de según qué lentes use usted, hace una u otra valoración. Los primeros dos lentes son el intelecto y la emoción. A veces se utiliza uno, a veces el otro. Esto es normal. No es siempre el mismo lente. Además, existe otro elemento que es el policía que dirije el tráfico y decide si va al intelecto o al corazón: El instinto (cerebro reptil). Por eso es tan importante hablarle a la mente, no a la gente.

El intelecto emplea los hechos y la fría lógica. La emoción se basa en la intuición suave y conexiones cálidas que no entendemos pero que nos ponen la piel de gallina.

La primera impresión se hará en la cabeza o se hará en el corazón. No hay más opciones. Allí se fijará para siempre y se asociará con algo en el futuro cuando alguien las haga

despertar.

En todas sus comunicaciones e intentos de persuasión especialmente en su publicidad, debe tener cuidado de hacer una profunda y doble impresión. Trate de grabar las dos

pistas: Una pista en la cabeza y otra en el corazón. Tiene que ser una mezcla perfecta en la que la emoción marque para siempre al intelecto. Recuerde que la memoria no es un

asunto de tiempo, sino es un asunto de emoción.

Pero, ¿qué pasa después de que la primera impresión se ha hecho? ¿Existen otros objetivos, más pequeños que hacen como segundas impresiones?

Ray Bard es un genio tranquilo. Es de esas personas que saben escuchar. Habla muy suave y transmite mucha paz. Cada vez que leo algo acerca de él me siento con el alma

más enriquecida. Además tengo un gran recuerdo de Ray, porque siendo uno de los buenos editores de Estados Unidos, tenía la confianza en mi hermano Guillermo para que leyera sus libros antes de editarlos y así salir con la garantía de un criterio de otro genio. Ray ha hecho una revisión muy cuidadosa de todos los grandes libros de no ficción de los últimos 50 años y ha descubierto que todos los que han triunfado tienen algo especial: 4 características comunes. Ray es así. Él ve patrones que otros pasan por alto y resuelve acertijos que pocos han considerado.

Ray considera que éstas cuatro características son las que hacen que un libro de no ficción funcione. Al escucharlas me di cuenta que son las mismas que se aplican para una publicidad exitosa.

Para que su comunicación sea exitosa, debe tener en cuenta lo que Ray Bard ve en los libros exitosos:

1. Una gran idea

Concepto Perspicacia Información.

2. Tuercas y tornillos

Paso a Paso, Instrucciones y ejemplos.

3. Entretenimiento

Estilo de escritura, anécdotas, aventura y sorpresa.

4. Esperanza

Felicidad, Visualización, Promesa e Inspiración

Las dos primeras (1.) Una gran Idea y (2.) Tuercas y tornillos, son más parte del escritor que del lector. Sin embargo, éstas son las únicas cosas que todo escritor de no ficción siente la necesidad de compartir. Y ahora ya sabe por qué existen y producen más de un millón de nuevos libros aburridos cada año y por qué la mayor parte de nuestra publicidad es porquería.

Anuncios que no muerden son sobre el autor, el producto, el anunciante. Muchos de los ejemplos que soportan una gran idea no son más que ruido cuando no hay entretenimiento y no hay esperanza, y es como el sonido del tráfico en un mundo demasiado ocupado.

No ficción de éxito, incluyendo la publicidad altamente efectiva, es sobre el lector, el oyente, el espectador, el cliente. Estos mensajes se refieren al (3) Entretenimiento y (4.) Esperanza. Son los libros y los anuncios que funcionan. Para hacer buenos libros, o buena publicidad hay que saber muchos secretos que no enseñan en las universidades, sino

que genios como Ray Bard han descubierto con su dedicación e inteligencia. Posiblemente los anuncios que funcionan no le gusten a sus amigos o a su familia, pero déjeme hacerle una pregunta:

¿Sus anuncios muerden o son perros de concurso?

Juan Manuel García Galicia.

Peter Jordan Consultores.

http://peterjordangarcia.blogspot.com.es