Aceites Sandua cumple 40 años y alcanza una facturación de 11 millones de euros

Publicado el por N.B // REDACCIÓN (autor)

 (photo: )

Aceites Sandua cumple 40 años y alcanza una facturación de 11 millones de euros

Aceites Sandúa, ubicada en Ablitas (Navarra), cumple en noviembre 40 años de existencia, en los que ha pasado de contar con unas instalaciones de500 m2a los5.000 m2actuales y de dar trabajo a 3 personas, a una plantilla de 20 empleados, a los que se suman otros tantos que trabajan para la empresa, de forma indirecta. Hoy en día, está posicionada como una de las 20 empresas más importantes de España en el sector del aceite.

La trayectoria de la empresa comienza en 1975, cuando el matrimonio formado por Lorenzo Sandúa y Merche Escribano fundaron Aceites Sandúa, tras más de catorce años dedicándose a la venta de aceite.

Tras unos años de implantación sobre todo local, mediados los años 90, los hermanos Sandúa, Laura y José Luis, decidieron dar un giro a la empresa, y esta pasó de unas instalaciones de500 m2hasta los  casi5.000 m2actuales. En 2007, la empresa llevó a cabo una reforma completa de sus instalaciones con nueva maquinaria y un laboratorio propio, en la que se invirtió más de un millón de euros. En 2014, Sandúa volvió a hacer una inversión muy importante en maquinaria, que alcanzó los 500.000 euros, y que estuvo motivada por el incremento de las ventas en el mercado exterior y por la implantación de normas internacionales de calidad.

Como explica Laura Sandúa, gerente de la empresa desde 1997 e hija de los fundadores, “la consolidación y crecimiento que Sandúa ha conseguido a lo largo de estos años, nos ha obligado a contar con las instalaciones más avanzadas en materia de calidad y tecnología. Sandúa dispone de un laboratorio para realizar análisis físico-químicos que está equipado con una moderna tecnología; un laboratorio de I+D para realizar pruebas de resistencias de los aceites, así como para investigar nuevos aceites para freír”

En este laboratorio de I+D se desarrollan y aprueban  nuevos productos especiales para que, por su combinación de aceites consigan: aguantar altas temperaturas, reducir los malos olores y humos; y mantener la calidad y buen estado, durante más tiempo, del producto frito.

Esta línea de trabajo, que le ha llevado a convertirse en un gran especialista en aceites para freir, dio comienzo en el año 2000, cuando Aceites Sandua lanzó el primer aceite de este tipo, a partir de un proyecto llevado a cabo junto conla Universidad Públicade Navarra.

Fruto de su compromiso con una alimentación saludable, ninguno de los productos especiales para freir de Aceites Sandúa contiene grasas vegetales como palma o coco, las cuales son ricas en ácidos grasos saturados. En su lugar, utilizan otros tipos de aceite con alto contenido en  ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, que ayudan a controlar el nivel de colesterol. Tampoco utilizan aceites potencialmente alérgenos como el de soja y cacahuete.  

Recientemente, Aceites Sandúa ha lanzado un nuevo formato del aceite especial para freir con Alto contenido en Ácido Oleico, dirigido al consumidor final, y con las mismas propiedades saludables y beneficiosas que los que distribuye para el canal horeca. “Queremos que las personas en sus casas también puedan tener la opción de elegir estos aceites especiales que ofrecemos a los profesionales de las cocinas” recalca Laura Sandúa.

Los aceites Sandúa incluyen desde los más especiales Virgen extra, tanto Multivarietales como Monovarietales de Arbequina y Empeltre; Aceites de Oliva Puros, Suave e Intenso; Aceite de Orujo de Oliva; Aceites Vegetales como el de Girasol y el de  Semillas. Y los indicados para freir, como el Girasol con Alto Contenido Oleico y los aceites especiales y dobles rendimientos.

Además, y con la intención de completar las necesidades de sus clientes, Aceites Sandúa es distribuidor de vinagre de vino tinto y blanco, vinagre balsámico de Módena y mayonesa.

Sala de catas y atención el cliente

Sandúa ha sabido conjugar el crecimiento de la empresa manteniendo los principios por los que se fundó: El cliente es el centro del negocio. La empresa trabaja por y para el cliente. Para cubrir sus necesidades, para asesorarle y aconsejarle. El trabajo de Sandúa no finaliza cuando el producto está vendido, sino que estudia las necesidades de cada cliente, las analiza y le da soluciones.

“Sandua ofrece una asesoramiento permanente al cliente sobre tipos de aceites a utilizar, modo de uso, momento de compra, reservas de contratos, etc., algo que realmente es muy valorado por el cliente y que nos hace únicos” afirma, Laura Sandúa.

Conscientes de la atención y asesoramiento que necesita el cliente y de la importancia de difundir los valores y propiedades del aceite, en 2011 Sandúa incluyó en sus instalaciones una sala de catas “destinada a impartir talleres de formación sobre el buen uso del aceite, saber apreciar sus  cualidades (sabor, aroma), formas idóneas de utilización, etc., dirigidos tanto a nuestro personal como a  los clientes, y, todo ello, de manera gratuita” continúa Laura Sandúa, que forma parte del panel de cata del Gobierno de Navarra.

Desde su apertura, la sala de catas de Aceites Sandúa organiza sesiones mensuales de cata con clientes, personal de la empresa, colegios…que valoran enormemente la formación que allí se imparte.

Sistemas de calidad internacional

La apuesta por la innovación que ha llevado a cabo Aceites Sandúa en los últimos años, se encuentra unida a su preocupación por implantar los más exigentes niveles de calidad.

De este modo, Aceites Sandúa cuenta actualmente con dos sistemas de calidad de reconocimiento mundial, IFS y BRC, que les obligó a realizar nuevas inversiones y renovación de maquinaria en 2014. La empresa ha renovado estos certificados en 2015.

Pero, además, Aceites Sandúa posee, desde el pasado mes de marzo un certificado Kosher para el mercado judío, que aglutina el 5% de sus ventas, y que asegura un control exhaustivo de la calidad del producto y de los procesos de producción.

Facturación de 11 millones de euros

La actividad principal de Aceites Sandúa es la venta de aceite. Para ello,  selecciona los mejores aceites virgen extra a lo largo de toda la geografía española y también compra el resto de aceites para hacer los coupages necesarios, que le permitan ofrecer toda la variedad de tipos de aceites existentes en el mercado.

Las ventas de Aceites Sandúa se sitúan en los 9 millones de litros de aceite, aproximadamente y su facturación alcanzará en 2015, más de 11 millones de euros.

El  25% de la facturación de Sandúa procede de la exportación. Sus productos se distribuyen en prácticamente toda Europa: Francia, Irlanda UK, Alemania, Países Bajos, Portugal, Suecia, Polonia, Eslovaquia, Serbia, Islandia y Rusia; en Asia: China, Emiratos Árabes Unidos, Japón e India; y Australia.

En el mercado americano,  los aceites Sandúa se venden en Ecuador, Miami y Colombia. Pero, el propósito de la empresa para el próximo año es afianzarse en esta zona. Para ello, está llevando a cabo una fuerte inversión que le lleve a conseguir un mayor afianzamiento en México y Colombia.

Aceites Sandúa está volcada en su expansión por el mercado internacional. Por este motivo, dedica una gran inversión a su presencia en las más importantes ferias mundiales de alimentación, a las que acude, en su mayoría, con stand propio.

Aceites Sandúa ha estado presente en la feria de Anuga (Colonia, octubre) y en 2016 acudirá a las muestras de Goolfood (Dubai, febrero), Alimentaria (Barcelona, marzo); Sial (octubre, París) e IFE (Londres, marzo).